¿Qué es la Economía Popular? 

Economía Popular

El concepto de economía popular, se relaciona con el plan económico de la revolución de la Rojava, que se denomina economía popular para diferenciarla de las economías tradicionales de mercado y socialistas (es decir, estatales). 

Pero aunque se plantea como una alternativa al dualismo del capitalismo y el comunismo, en realidad no es un modelo completamente formado todavía.

La instauración de la Economía Popular

Existe un programa propuesto a partir del 2008 que incluye enfrentar  el déficit fiscal del gobierno federal,  la perspectiva de una huelga de inversiones por parte del sector privado de los negocios, el control de la inflación, y  contrarrestar las presiones resultantes de la globalización, incluyendo el déficit comercial, la inmigración y el manejo del dólar.

Todas estas son preocupaciones serias, pero no insuperables. Los mayores desafíos son políticos, es decir, si se  podría desarrollar el poder político para forzar el tipo de agenda de los políticos que siempre escuchan las voces de Wall Street, HMOs privadas, grandes petroleras, y consultores rompe-sindicatos sin importar los compromisos que asumen como candidatos.

Todos los candidatos del Partido Demócrata a la presidencia han ofrecido una amplia declaración de apoyo a un programa que lleva algunas de estas líneas. 

Igualmente, una de las propuestas que se buscó llevar a cabo en los Estados Unidos fue, revertir a Bush en Irak y evitar los recortes de impuestos para los ricos generando con ello 200 mil millones de dólares que podría financiar un proyecto progresivo del nuevo programa económico. 

Proponiendose cumplir una diversidad de necesidades sociales cruciales. A título ilustrativo considerando  tres objetivos básicos de gasto:

  • Extender el seguro médico público a un nivel equivalente a Medicaid para todos los 45 millones de ciudadanos estadounidenses que están actualmente sin seguro, a un costo neto de 130 mil millones de dólares.
  • Invertir en la educación pública en todos los  niveles, comenzando con Head Start y otros programas preescolares, y que se extienden al colegio y la universidad con un programa de becas, por 35 mil millones de dólares. 
  • Invertir en la climatización del hogar, el tránsito masivo, y otras formas de conservación de energía, para los 35.000 millones de dólares restantes. Estas iniciativas de  conservación de energía serían parte de un programa más amplio que también incluiría la expansión del sector de la energía renovable.

Economía Popular

Existen dos tipos de beneficios

Dos tipos de beneficios resultan de esta propuesta como son  una  transferencia de las prioridades de impuestos y gastos, produciendo mejoras en la salud, la seguridad de los ingresos, las oportunidades educativas y la calidad del medio ambiente. 

La provisión de un seguro de salud decente, tipo Medicaid, para todos en los Estados Unidos lo que elevaría el nivel de vida y el nivel de seguridad de los que actualmente no tienen seguro. 

Un simple programa para climatizar las casas antiguas mediante la instalación de un aislamiento del ático, calafateo, burletes, y medidas similares, a 2.500 dólares por casa, que pueden reducir el consumo de energía  en alrededor del 30 por ciento.

El segundo impacto, menos obvio, de iniciativas como estas sería en los empleos. porque, un programa basado en las prioridades que se han presentado aumentaría el empleo total dentro de los Estados Unidos,  por cerca de 1 millón de empleos.  También aumentaría el monto total de los salarios y los beneficios recibidos por los trabajadores. 

Este impacto positivo en el trabajo resultaría porque las industrias asociadas a la salud, la educación, y la conservación de la energía requieren más trabajo de personas dentro de la economía de los Estados Unidos por cantidad de dinero gastado, que la industria asociada con el ejército. 

Por ejemplo, el aumento de la calidad de la atención médica para los que actualmente no tienen seguro, o la climatizan de los hogares más antiguos, producirá más trabajos dentro de la economía doméstica de los Estados Unidos por cada dólar de gasto, que bombardear Bagdad o administrar la prisión de Abu Ghraib. 

Esto también sería cierto para otros tipos de inversiones sociales, como la educación o la ampliación del uso de las tecnologías  de la energía solar.

Categorías:

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quienes Somos - Política de cookies - Política de privacidad | 2020 - cenarec.org/ - Todos los derchos reservados.