¿Cómo se dio la 1ra Guerra Mundial?

Guerra Mundial

La primera guerra mundial y sus consecuencias

La Primera Guerra Mundial comenzó en 1914 después del asesinato del archiduque Francisco Fernando y duró hasta 1918. Durante el conflicto, Alemania, Austria-Hungría, Bulgaria y el Imperio Otomano (las Potencias Centrales) lucharon contra Gran Bretaña, Francia, Rusia, Italia, Rumania, Japón y los Estados Unidos (las Potencias Aliadas).

El estallido de la guerra

Dado que, Serbia ya estaba muy agraviada por las dos guerras balcánicas (1912-13, 1913), los nacionalistas serbios volvieron a prestar atención a la idea de liberar a los eslavos del sur de Austria-Hungría. 

El coronel Dragutin Dimitrijević, jefe de la inteligencia militar de Serbia, también se comprometió bajo el alias de Apis, jefe de la sociedad secreta Unión o Muerte, a perseguir esta ambición pan-serbia. 

Creyendo que la causa de los serbios sería servida por la muerte del archiduque austriaco Francisco Fernando, heredero presunto del emperador austriaco Francisco José, y enterándose de que el archiduque estaba a punto de visitar Bosnia en una gira de inspección militar, Apis planeó su asesinato. 

Nikola Pašić, el primer ministro serbio y enemigo de Apis, se enteró del complot y advirtió al gobierno austriaco, pero su mensaje fue redactado con demasiada cautela para ser entendido.

En 1914, en la capital bosnia, Sarajevo, Francisco Fernando y su esposa morganática, Sofía, duquesa de Hohenberg, fueron muertos a tiros por un serbio bosnio. 

El jefe del estado mayor austrohúngaro, Franz, Graf (conde) Conrad von Hötzendorf, y el ministro de relaciones exteriores, Leopold, Graf von Berchtold, vieron en el crimen la ocasión de tomar medidas para humillar a Serbia y así aumentar el prestigio de Austria-Hungría en los Balcanes. 

A Conrad ya le había asegurado (1913) el apoyo de Alemania si Austria-Hungría comenzaba una guerra preventiva contra Serbia. Esta garantía fue confirmada en la semana siguiente al asesinato, antes de que Guillermo,  partiera en su crucero anual al Cabo Norte, frente a Noruega.

Los austriacos decidieron presentar un ultimátum inaceptable a Serbia y luego declarar la guerra, confiando en Alemania para disuadir a Rusia de intervenir. 

Serbia respondió al ultimátum, aceptando la mayoría de las demandas pero protestando contra dos de ellas, relacionadas con que, los funcionarios serbios fueran despedidos a instancias de Austria-Hungría y que los funcionarios austrohúngaros participaran, en suelo serbio, en los procedimientos contra organizaciones hostiles a Austria-Hungría. 

Aunque Serbia se ofreció a someter la cuestión a arbitraje internacional, Austria-Hungría rompió rápidamente las relaciones diplomáticas y ordenó una movilización parcial.

De hecho, la guerra se declaró  y la artillería austro-húngara comenzó a bombardear Belgrado. Rusia ordenó entonces una movilización parcial contra Austria-Hungría, y cuando se estaba desplegando convencionalmente con una orden de movilización en su frontera rusa, Rusia ordenó una movilización general. 

Alemania, que seguía esperando, haciendo caso omiso de anteriores indicios de advertencia de Gran Bretaña,que la guerra de Austria-Hungría contra Serbia pudiera localizarse en los Balcanes, estaba ahora desilusionada en lo que respecta a Europa oriental.

Alemania envió un ultimátum de 24 horas exigiendo a Rusia que detuviera su movilización y un ultimátum de 18 horas exigiendo a Francia que prometiera la neutralidad en caso de guerra entre Rusia y Alemania.

Tanto Rusia como Francia previsiblemente ignoraron estas demandas. Alemania ordenó una movilización general y declaró la guerra a Rusia, y Francia también ordenó una movilización general. 

Luego, Alemania envió tropas a Luxemburgo y exigió a Bélgica el libre paso de las tropas alemanas a través de su territorio neutral. Después, Alemania declaró la guerra a Francia.

Las fuerzas alemanas invadieron Bélgica. En consecuencia, Gran Bretaña, que no se preocupaba por Serbia ni tenía la obligación expresa de luchar por Rusia o por Francia, pero que se comprometía expresamente a defender a Bélgica, declaró la guerra a Alemania.

Austria-Hungría declaró la guerra a Rusia, Serbia a Alemania, Montenegro a Austria-Hungría y a Alemania. Francia y Gran Bretaña a Austria-Hungría, respectivamente; el Japón a Alemania, Austria-Hungría al Japón  y a Bélgica.

El estallido de la guerra en 1914 fue generalmente recibido con confianza y júbilo por los pueblos de Europa, entre los cuales inspiró una ola de sentimiento patriótico y de celebración. 

Pocos imaginaban lo larga o desastrosa que podía ser una guerra entre las grandes naciones de Europa, y la mayoría creía que el bando de su país saldría victorioso en cuestión de meses. 

La guerra fue acogida o bien patrióticamente, como una defensiva impuesta por la necesidad nacional, o idealmente, como una para defender el derecho contra el poder, la santidad de los tratados y la moralidad internacional.

Guerra Mundial

La superioridad de la marina británica

La superioridad numérica de la marina británica se vio compensada por el liderazgo tecnológico de la marina alemana en muchas categorías, como el equipo de búsqueda de alcance, la protección de los cargadores, los reflectores, los torpedos y las minas. 

Gran Bretaña dependía de la Marina Real no sólo para asegurar las importaciones necesarias de alimentos y otros suministros en tiempo de guerra sino también para cortar el acceso de las Potencias Centrales a los mercados del mundo. 

Con un número superior de buques de guerra, Gran Bretaña pudo imponer un bloqueo que debilitaba gradualmente a Alemania al impedir las importaciones de ultramar.

La prevención del libre paso de los barcos comerciales provocó considerables dificultades entre las naciones neutrales, en particular con los Estados Unidos, cuyos intereses comerciales se vieron obstaculizados por la política británica. 

No obstante, el bloqueo británico fue sumamente eficaz, y durante 1915 las patrullas británicas detuvieron e inspeccionaron miles de buques, y cientos de ellos fueron enviados a puerto para examen. El comercio exterior de Alemania se paralizó por completo.

Los alemanes también intentaron atacar la economía de Gran Bretaña con una campaña contra sus líneas de suministro de la marina mercante. Sin embargo, en 1915, con sus asaltantes del comercio de superficie eliminados del conflicto, se vieron obligados a depender totalmente del submarino. Los alemanes comenzaron su campaña submarina contra el comercio hundiendo un buque mercante británico a vapor después de evacuar a la tripulación, en 1914. 

Siguieron varios otros hundimientos y los alemanes pronto se convencieron de que el submarino podría llevar a los británicos a una paz temprana en la que los invasores comerciales en alta mar habían fracasado. En 1915, Alemania llevó la campaña una etapa más allá torpedeando tres vapores británicos sin previo aviso. 

A continuación anunciaron, que tratarían las aguas que rodean las Islas Británicas como una zona de guerra en la que todos los barcos mercantes aliados serían destruidos y en la que ningún barco, ya sea enemigo o no, sería inmune.

Categorías:

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quienes Somos - Política de cookies - Política de privacidad | 2020 - cenarec.org/ - Todos los derchos reservados.